Saltar al contenido
Cuentos de Dhanae

El rey Dragón y el corazón salvador – Cuentos populares

noviembre 16, 2019
El rey dragón y el corazón salvador

El reino del océano, era un reino enorme, tan grande que los reyes del mar decidieron dividirlo en territorios. El del oeste y el este. El del norte y el del sur.
Uno de ellos, el del mar del este, era un dragón muy poderoso, el más poderoso de los cuatro, pero todo lo que tenía de poderoso lo tenía de hipocondríaco y cada poco tiempo sufría o decía padecer una enfermedad.
Era tan común, que en su palacio estaban los mejores sanadores de todo el mundo para cuidarle.
Todos los remedios que le hicieron habían curado todas sus enfermedades, hasta ahora.
El rey padecía escalofríos, temperatura elevada y ojos llorosos.
Los sanadores preocupados, pensaron en el remedio para su rey. Desde tentáculos de pulpo a dientes de ballena. Ninguno funcionó.

  • Quizás el remedio no esté en el mar – meditaba el sanador más mayor
  • He escuchado que en tierra, hay un animal rápido y vigoroso, quizás es lo que necesite el rey – respondía el más joven
  • Yo también lo he escuchado – coincidió el último sanador – una liebre. Un animal pequeño, rápido y veloz.

Esta charla entre sanadores, llegó a oídos del enfermo dragón que al escucharlo ya no se lo pudo sacar de la cabeza y estuvo días y días pidiendo el corazón de una liebre, convencido de que era el remedio que necesitaba.

El rey dragón y su fiel servidor, hare's liver
La tortuga fue a buscar lo que su señor necesitaba

La tortuga, fiel servidora del rey, partió a la superficie en busca del animal que tanto necesitaba su señor.

Después de varios días de búsqueda, encontró lo que buscaba.

  • Si vienes conmigo, grandes riquezas y tendrás un puesto al lado de su majestad, el dragón más poderoso de todos- le prometió la tortuga
  • Si tu señor es tan poderoso… ¿Por qué necesita a alguien como yo? – preguntó la liebre
  • En el reino no hay nadie tan rápido y vigoroso como tú – respondió la tortuga

La liebre, con la promesa de una vida mejor, decidió ir al reino del mar del este.

El rey se puso contentísimo y mandó a los sanadores prepararlo todo para coger el corazón de la liebre.

La liebre caminaba feliz por el palacio, desconociendo los planes que tenía el rey para ella.

Los días pasaban y todos los animales del mar comenzaron a mirarla con lástima.

  • ¿Qué es lo que pasa? – se preguntó la liebre.
    Preocupado por tener una enfermedad que no pudiera ver o sentir, fue a la sala de los sanadores donde nadie se encontraba. Mientras esperaba, ojeó a su alrededor y encontró el remedio que tenían que preparar para su señor, entre los ingredientes estaba: el corazón de una liebre.

El veloz animal, haciéndose una idea de lo que le tenían preparado decidió hablar con el dragón.

  • Mi señor, ha llegado a mis oídos que estáis enfermo y que el remedio para sus males no es nada más y nada menos que mi corazón – comenzó a hablar respestuosamente la liebre

El dragón asintió.

  • Tengo una mala noticia, majestad – siguió la liebre – mi corazón es una medicina muy cotizada, y por miedo a perder la vida me lo saqué y en un lugar seguro lo guardé.
  • ¿Cómo sé que no mentís? – preguntó el dragón

La liebre, que ya se esperaba esa pregunta, se había teñido la boca con tinta de calamar. Enseñando la boca, ahora negra como el carbón, la liebre respondió.

  • Esto es un síntoma que apareció desde el momento en el que me quité el corazón. Pero… Por ser usted y haberme prometido una vida mejor, puedo ir a buscarlo y traérselo.
El rey dragón y el corazón salvador, folclore coreano

La tortuga y la liebre, partieron a la superficie en busca del corazón. La veloz liebre, antes de que la tortuga saliera del agua, comenzó a correr hasta que perderla de vista.
Corrió y corrió hasta llegar donde quería. Cogió el fruto que buscaba, un melocotón, y volvió con la tortuga.

  • Ya tengo el corazón, volvamos – dijo la liebre.

Nadie sospechó nada y creyeron que lo que le ofrecían a su rey era el corazón de la liebre. Curiosamente, el dragón se curó y la liebre volvió a su casa, segura de que no la volverían a molestar.

El rey Dragón y el corazón salvador | Cuentos populares, folclore coreano

Este cuento infantil, el rey dragón y el corazón salvador, es una adaptación del cuento “Hare’s Liver” del folclore coreano o el cuento “The rabbit and the dragon king”.

Si os ha gustado este cuento y queréis leer más cuentos populares, haz click aquí

error: Content is protected !!