Saltar al contenido
Cuentos de Dhanae

La PRINCESA Lulú, una GATITA muy traviesa

junio 13, 2018
Cuentos infantiles cortos

Cuentos infantiles cortos | La princesa Lulú, una gatita muy traviesa

Cuentos infantiles cortos escritos e ilustrados: La princesa Lulú, una gatita muy traviesa

En lo alto de una montaña, había un castillo blanco, más blanco que las nubes.
No era un castillo cualquiera, pues en él vivían gatos, y entre todos ellos había una princesa muy pequeña. Pero todo lo que tenía de pequeña lo tenía de traviesa.

Cuentos infantiles cortos
La princesa se duerme en todos los sitios

Jugaba y se metía por todos los sitios. Se pasaba tanto tiempo jugando que acababa agotada, y donde estaba, se dormía, haciendo que todo el castillo se preocupara y la buscase por todos los rincones.
Todos estaban tan preocupados por ella que el rey decidió poner dos caballeros para que la acompañaran.
Esto enfadó mucho a Lulú, pues fuera donde fuera, allí estaban ellos.

Cansada de no poder divertirse, ideó un plan para esquivar a sus caballeros e ir donde quisiera.

Un día cogió todas las sábanas del castillo e hizo una cuerda con ellas.
Las ató a la ventana y descendió hasta estar fuera del castillo.

Cuentos infantiles cortos
Unos bandidos le cortan el camino a Lulú

Una vez llegó al bosque, se puso a corretear y dar saltos de alegría. Tan distraída estaba que no se dio cuenta de que la seguían.

Cuando se alejó bastante de su casa los bandidos el cortaron el camino.

Lulú asustada, cogió todas sus pertenencias, las tiró y salió corriendo.

Corrió y corrió. Mientras corría, miró hacia atrás para ver si la seguían, con tan mala suerte, que el camino se acabó, y a una rama se agarró.
Chilló y chilló para que alguien la ayudara. Pasaron los minutos y nadie venía. Lulú comenzó a tener miedo pues sus patitas comenzaron a doler.
Estaba a punto de caer cuando una pezuña naranja apareció.

Shiro, uno de sus caballeros, la salvó y la mimó mientras la princesa lloraba y lloraba del susto que se había llevado.
Mientras volvían a casa, Naranjita ( idea de Lulú ) le explicó que habían cogido a los bandidos y recuperado sus cosas.

Cuando llegaron, Lulú volvía a estar contenta y animada. Al ver a su padre salió corriendo hacia él y le dio un abrazo.
El enfado por su escapada desapareció y no pudo hacer otra cosa que devolverle el abrazo y decirle que no lo volviese a hacer.

– “Ya he vivido suficientes aventuras papá!!”

Pasaron los minutos y ya estaba corriendo y saltando por todo el castillo, pero esta vez acompañada por sus caballeros.

Cuentos infantiles cortos
Lulú feliz en casa con su padre y sus caballeros.

Vídeo Cuentos infantiles cortos | La princesa Lulú, una gatita muy traviesa en youtube

¿Te ha gustado este cuento?

Si quieres leerlo, en cualquier sitio sin necesidad de conexión a internet y con más imágenes, te dejo el enlace al libro digital:

error: Content is protected !!