Saltar al contenido
Cuentos de Dhanae

Milo, el gato pirata | Cuentos de piratas

mayo 15, 2019
Cuentos infantiles de aventuras de piratas

El mar de Pam , era un mar enorme, cruzaba el mundo de punta a punta. También se lo conocía como el océano de los tesoros entre los piratas.

Muchos barcos partieron en busca de tesoros y nuevas tierras pero nunca volvieron. Algunos de los piratas más famosos dejaron el oficio por miedo a las aguas del océano.

Pero todas estas historias no pararon a Milo, un gato aprendiz de pirata…

– ¿Vienes o no? – preguntaba Milo a su amigo

– ¿Y si nos pillan? El señor Smith no es que sea muy amable… – decía Alo tímidamente

– Se hace llamar pirata, pero eso fue hace mucho tiempo, ahora lo único que hace es mandar y mandar mientras él se rasca la tripa en su elegante sofá… ¿Qué aventura hay ahí?

Alo no supo que decir, pero el brillo en los ojos de su amigo le hizo decidirse.

– Milo, voy contigo. ¡Vamos a vivir aventuras!

– Y encontrar el tesoro más grande del mundo – terminó Milo

¡¿Queeeé?!

– Déjamelo a mí – dijo Milo mientras cogía a Alo y se lo llevaba antes de que se echase para atrás.

Gastaron todos sus ahorros y trabajaron durante días. Estaban preparados. Un barco, comida y bebida, una brújula, varias herramientas y el mapa del tesoro…

– ¿De dónde lo has sacado?

– De una botella que encontré en la orilla sur

– ¿Al lado de la casa de la bruja?

Milo asintió mientras pensaba en algo – Ummm… Creo que nos falta algo…

– ¿Unas armas? – sugirió Alo

– No, hay dos palo de madera mágica a bordo

Justo en ese momento, un ratón salió corriendo con una de sus manzanas en la boca

– ¡¡Un loro!! – exclamó mientras capturaba al ratón

– Esto… Milo, ¿Sabes que es un ratón, no?

– A falta de loros, buenos son ratones

Sin poder decir nada más, Alo y el ratón, partieron con Milo.

Para sorpresa de los gatos, el ratón era uno de los mejores  cartógrafos del mundo y les ayudó a encontrar la X del mapa por una parte del botín.

Dirección este hasta la isla Calavera.|Nota: pasar SOLO durante el día, por la noche son peligrosos |Noreste. Mantener rumbo hasta pasar la isla de las Sirenas |Nota: ponerse tapones y pasar lo más cerca posiiible…(plaf!, colleja)…ejem… lejos posible| Rumbo este hasta la isla de los monos |Nota: Atracar en la orilla sud. Coger el colmillo carmesí. ¡¡CORRER!!| Rumbo sudoeste hasta el remolino infinito |Nota: no acercarse mucho. Tirar el colmillo en el centro. ¡¡AGARRARSE!! Agarrarse MUY fuerte.

Después de lanzar el colmillo, el remolino infinito paró. Unos segundos más tarde el agua comenzó a burbujear y se tragó el pequeño barco.

Estaban asustados y sorprendidos. Estaban vivos, debajo del agua y… ¡Podían respirar!

Una enorme burbuja de aire les envolvía, parecía magia.

¿Qué…? ¿Dónde estamos?

Si mis datos son correctos, en la X del mapa

¡Eh! Mirad allí – exclamó Alo. Un enorme cofre que emitía luz verde se encontraba cerca de ellos.

Cuentos de aventuras
Milo, coge el botín y se lo lleva al barco

¿Qué es esto? – se preguntaron mientras miraban extrañados el interior del cofre.

¿Espaguetis?

¿Pelos?

¿Gusanos?

Nudos y nudos de lo que parecía pelo verde, muy brillante, llenaba el tesoro.

¿No hay nada más?

Llevémoslo al barco y saquemos todo, a lo mejor se vende bien.

Con su cofre en el barco y la cubierta llena de pelo verde, dispuestos a partir, una duda les surgió: ¿Cómo salir de allí?

Antes de hacer la pregunta, el cabello brilló y brilló, tanto que les cegó, y como por arte de magia aparecieron en la playa de bruja.

– Gracias chicos por conseguirme el tesoro, aquí tenéis la recompensa – les entregó 3 bolsas llenas de oro.

Milo, el gato pirata Cuentos de piratas
La bruja les espera con su recompensa

Los pequeños piratas se miraron intentando descubrir que había pasado

– Necesitaba esta tela de araña marina pero tengo prohibida la entrada al océano de los tesoros – miró a los piratas – Mejor no preguntéis.

La bruja siguió hablando, hacía mucho tiempo que no hablaba con alguien que no fuera un ser mágico. – Y por eso envié el mapa en la botella. El mapa tiene un hechizo de regreso.

Como los piratas no decían nada, la bruja continuó: – Bueno, me ha gustado la charla y tal, pero tengo trabajo que hacer. ¡Nos vemos! – Y se fue cerrando la puerta tras ella.

¡Nos ha utilizado! | Bueno, al menos nos ha pagado | ¡Vayamos de aventuras! | ¡Compremos un barco más grande! – Eran los pensamientos de los nuevos aventureros. Volvían hacía el barco cuando la puerta de la casa de la bruja se volvió a abrir.

– Chicos.. Necesito vuestra ayuda, me falta otro ingrediente.

Con una sonrisa, los 3 entraron en la casa.

– ¿Qué ingrediente necesitas?

Y así empezaron las aventuras de estos intrépidos piratas y su nueva compañera, en el mar de los tesoros.

 

Cuentos infantiles de piratas: Milo, el gato pirata

Milo, el gato pirata es un cuento infantil de aventuras e inventado. En este cuento de piratas Milo y sus dos compañeros vivirán muchas aventuras en el mar de Pam, un océano lleno de tesoros.

Milo, el gato pirata es un cuento pensado para pasar un rato entretenido y crear momentos divertidos con los niños.

 

¿Quieres vivir más aventuras?

Si te ha gustado este cuento infantil y quieres seguir con las aventuras, haz clic aquí

 

error: Content is protected !!