Saltar al contenido
Cuentos de Dhanae

Romance musical | Cuentos de AMOR

febrero 9, 2021
Romance musical cuentos de amor

Desde pequeña siempre le había gustado la música, quizás porque sus padres eran músicos o porque se le daba bien seguir el ritmo de las canciones, pero cuando ya supo tocar cinco instrumentos distintos decidió dedicarse a enseñarla, quería transmitir el amor que ella sentía por la música.
Elisabeth, no tardó mucho en conseguir un trabajo en una escuela de música, donde necesitaban una profesora de piano, el instrumento que más le gustaba.

Poco a poco fue teniendo cada vez más alumnos, algunos empezaban de cero y otros tenían bastante habilidad en deslizarse por las teclas, pero ninguno de ellos dominaba el teclado (bueno, para eso estaban allí), por eso, un día, cuando ya había terminado todas las clases y estaba despidiendo a su último alumno se quedó atónita con el sonido que empezó a escuchar…
“ Su piano era el único de la escuela, ¿Quién podría estar tocando?”

Romance musical Cuentos de amor

La hermosa melodía comenzó a rodearla y a atraerla agitando su corazón, los pasos lentos e indecisos comenzaron a acelerarse buscando llegar a ese sonido.
La puerta estaba abierta cuando entró corriendo a la sala, pero no había nadie. El sonido ya no estaba y solo le quedó la brisa que se colaba por la ventana abierta.
No había rastro de ninguna persona, estaba sola.
Buscó y buscó pero no encontró a nadie.

Pasaron los días y la melodía no se movía de su memoria, unos días el recuerdo la hacía reír y otros llorar. Queriendo volver a escuchar la melodía dejó una grabadora en la sala por si el o la pianista decidía volver.

Cada día, al inicio de las clases revisaba la grabadora. Hasta que un día consiguió lo que buscaba. ¡Su melodía había vuelto!
La canción era tal cual la recordaba y sin pensarlo dos veces la paso a su móvil, tablet y todo lo que tenía a mano, no quería perderla.

No paraba de escucharla, se despertaba con ella y se dormía con ella, incluso trabajaba con ella.

Un día, al ir a clase, estaba tan absorta en la música que no miraba por donde iba y apunto estuvo de caer si un joven no la hubiese agarrado.
Con los ojos abiertos como platos, se quedó mirando al joven y no se dio cuenta de que los auriculares se soltaron y la música estaba sonando por toda la zona.

Cuentos para san valentín

⁃ Esa música… – comenzó a decir el joven

Elisabeth, avergonzada, salió corriendo.
Cuando ya casi había llegado a su casa sin aliento y sus ideas comenzaron a ordenarse se dio cuenta de que se había dejado el móvil!

Al volver al lugar donde se le cayó, ya no estaba. Pensando en que tenía que comprar otro móvil y desactivar el antiguo caminó arrastrando los pies hasta su clase donde para su sorpresa su canción estaba sonando. Se acercó sin hacer ruido y miró a través de la puerta entreabierta.
Su móvil estaba encima del piano y con el volumen altísimo. No parecía haber nadie. Entró de puntillas para no hacer ruido y cuando pudo tocar el móvil, una mano le detuvo.
Era el chico de antes. Poco a poco noto como su cara se iba poniendo roja como un tomate.


⁃ Buenos días profesora Elisabeth, soy Cristian – se presentó el joven. ¡Un momento! ¿Cómo sabía su nombre?
Al ver cara de susto que estaba poniendo el joven se explicó.
⁃ Soy alumno de esta escuela.
⁃ ¿Quién te da clases? – preguntó Elisabeth
Se encogió de hombros.
⁃ Nadie, soy mi propio profesor, un alumno autodidacta, me dejan utilizar las clases en las horas que no están ocupadas.
Eli se quedó pensando, lo que decía parecía tener lógica, antes de que llegase ella no había nadie que enseñara piano.

Cuando comenzó a tranquilizarse una idea pasó por su cabeza. Esa canción, mi canción ¡Es suya!
El color rojo volvió a aparecer en sus mejillas y sin escuchar ni decir nada más se marchó corriendo y esta vez sí cogió el móvil.
Pero Cristian ya había visto como había llamado a su canción: Melodía de amor.

Después de ese día, por curiosidad y quizás algo más, ninguno de los dos pudo dejar de pensar en el otro. Ella al escuchar la canción que tanto le gustó, y le seguía gustando, y él al tocar el piano donde creó esa canción.

Los días pasaron y una tarde, cuando Elisabeth acabó todas las clases empezó a tocar el piano, primero lenta y dudosa y después con decisión. En su mente solo veía notas y sus dedos comenzaron a bailar por las teclas.

Romance musical cuentos de amor

Al tocar la última nota, unos aplausos se oyeron en la clase, Cristian estaba en el otro lado del piano.
Se miraron el uno al otro durante unos minutos, sin decir nada.
El joven dio la vuelta al piano y se sentó al lado de Elisabeth. No tenían que decirse nada, ya sabían que hacer.

Juntos y al mismo tiempo comenzaron a tocar su canción quedando unidos por la melodía de amor.

Fin

Romance musical | Cuentos de amor

Romance musical es un cuento de amor corto inventado donde leeremos la historia de dos jóvenes enamorados de la música que acaban unidos por una melodía muy especial.

Si te ha gustado y quieres leer más cuentos de amor haz click aquí

error: Content is protected !!