Saltar al contenido
Cuentos de Dhanae

La escuela de MAGOS | Cuentos infantiles

mayo 8, 2019
Cuentos de fantasia cortos

Hace muchos, muchos años en lo alto de la montaña de un pequeño pueblo, se encontraba la primera escuela de magia.

Un jovencito emprendedor, tenía tanta curiosidad por lo desconocido, que convenció a sus amigos de abrir la escuela de magos. La primera de todo el reino.

En su primera reunión, entre las paredes del castillo, como magos de la escuela…

– A ver chicos – decía el jovencito mientras leía un libro – siguiendo la leyenda de la bruja piruja, tenemos todo lo necesario para hacer nuestra primera poción.

Enumeró uno tras otro los ingredientes:

Ancas de rana, la punta de la cola de un dragón, saliva de tigre y una gota de sangre de mago – dijo esto último mientras echaba una gota de su dedo.

Cuentos de fantasia cortos
Los magos añadieron los ingredientes 1 a 1

Mezclaron todos los ingredientes… Pero nada pasó

– Ejem

– ¿Y si lo calentamos? – preguntó el más pequeño de todos.

– ¡Uoo! ¡Es verdad! ¡Gran idea! – exclamaron todos alrededor del caldero mientras ponían leña debajo de él. Encendieron el fuego y esperaron…

Pero nada sucedió

– Y ahora ¿Qué? – preguntó el jovencito

– Um…- todos comenzaron a pensar que podía faltar para hacer la poción, cuando…

– ¡Ya sé! – exclamó el aprendiz más alto – ¡Nos falta el hechizo!

– ¡Clarooo! – exclamaron todos – Pero… ¿Cuál?

– ¿Para qué queremos la poción?

– Para hacernos invisibles – dijeron todos mientras comenzaban a pensar en un hechizo

Después de unos minutos el jovencito recitó:

Invisibilum io som – dijo solemne el jovencito delante del caldero. 

La poción empezó a hervir y chispas de colores salieron disparadas por la sala. Y todo quedó en silencio. Se acercaron, poco a poco, con curiosidad… ¡Y la poción explotó!

Cuentos de fantasia inventados - La escuela de magos
La poción explotó

– ¿Qué hemos hecho mal? Todo ha sido perfecto – se preguntaba el joven mago.

– Verás… – empezó tímidamente uno de los aprendices – puede que los ingredientes fuesen…algo distintos

– ¿Qué quieres decir?

– La cola del dragón… es un lagarto de las rocas del jardín- antes de que le dijera algo continuó – El dragón no hacía más que soltar fuego y fuego pero ni una escama soltó.

Al ver la valentía de su compañero, otro aprendiz dio un paso al frente

– La saliva no es de tigre… es del gato de mi vecino. El tigre rugió y rugió y sin ropa me dejó.

El mago cogió aire, miró lo que quedaba de poción y la olisqueó…

– (¡¡Snifff!!)… Se ha quemado. No creo que funcione.

Volvió a suspirar

– Casi lo teníamos… Bueno, ya sabemos como funcionan las pociones. A la próxima, lo haremos mejor.

Todos animados por la comprensión del mago, recogieron la poción, o lo que quedaba de ella, y celebraron sus nuevos descubrimientos y sus primeros pasos en la magia.

 

La escuela de magos | Cuentos de fantasía inventados

La escuela de magos es un cuento de fantasía corto e inventado en el cuál conoceremos a unos intrépidos aprendices que quieren hacer una poción de invisibilidad. A pesar de no haber podido coger los ingredientes que necesitaban, los aprendices decidieron decir la verdad. Fueron valientes y esto les sirvió para aprender de sus errores.

 

error: Content is protected !!