Saltar al contenido
Cuentos de Dhanae

Vera, la conejita jardinera | Cuentos de jardín 🐰

marzo 31, 2019
Cuentos de jardineros, cuentos para dormir

En una casita en medio del campo vivĂ­a una conejita. Su nombre era Vera.

HacĂ­a poco tiempo que la habĂ­a comprado y aĂșn se estaba instalando.

Después de pasar unos días, se dio cuenta de que la casa y el jardín se veían muy sosos y aburridos, pues ninguna planta o flor se veía.

– Tengo que comprar unas semillas – se decĂ­a mientras seguĂ­a arreglando la casa.

Pero el tiempo pasĂł y el verano llegĂł…

– Ahh!! – Vera gritaba mientras volvĂ­a corriendo a casa. El jardĂ­n se habĂ­a llenado de bichos. La conejita les tenĂ­a pĂĄnico.

cuentos de jardineros
Vera huye espantada por los bichos

–  Creo que es el momento de comprar plantas.

MirĂł por internet y se informĂł en varios sitios.

– Si tengo que plantar para espantar a los bichos, mirarĂ© que tambiĂ©n me sirvan para otra cosa.

Con esta idea fue a la tienda y decidiĂł comprar albahaca y menta. Eran plantas muy aromĂĄticas, que servĂ­an para cocinar, y le ayudarĂ­an con sus visitantes indeseados.

Una vez en casa y con todo lo necesario comenzó a plantarlas tal y como le habían dicho. Llenó las macetas con tierra, puso las semillas y las regó, guardåndolas en un pequeño invernadero.

Cuentos de jardĂ­n cortos
La conejita planta las semillas

Cada 4 o 5 dĂ­as volvĂ­a para ver como iban sus plantitas y las regaba para que no se secasen.

Unas semanas pasaron y Vera fue como siempre a regar sus plantas pero ahora ya asomaban algunas hojas. La conejita estaba supercontenta pues sus esfuerzos estaban dando sus frutos.

Pasase lo que pasase, incluso si estaba muy atareada, Vera nunca se olvidaba de regar a sus pequeñas amigas, verdes y aromåticas, pues ya empezaban a desprender muy buen olor.

Las pequeñas amigas crecieron y crecieron, tanto, que Vera tuvo que cambiarlas de maceta y buscarles un espacio mås grande.

Unos meses pasaron y por fin, después de mucho cuidado y mimo las plantas estaban grandes y hermosas.Cuentos de jardineros para niños

La conejita las colocĂł en el jardĂ­n donde le ayudaban a espantar a los bichos y le daban buen sabor a sus comidas.

Fin

Cuentos para dormir ilustrados e inventados | Cuentos de jardĂ­n cortos: La conejita jardinera

Vera, la conejita jardinera es un cuento corto infantil para dormir. Una historia bonita la cual nos enseñarå que si nos esforzamos conseguiremos lo que queremos.

error: Content is protected !!